jueves, 28 de junio de 2012

Tres anécdotas literarias

Victor Hugo (1802-1885)


Estas tres anécdotas tienen como protagonistas a tres personajes harto conocidos en el mundo de las letras: Victor Hugo, Jonathan Swift y Robert Browning. (Por cierto, prefiero escribir Victor, sin tilde, respetando el nombre original en francés). 
Parecería como si estos autores se hubieran esforzado en convertir en literatura no solo sus obras  escritas sino también las pequeñas vivencias del día a día...
(Fuente de las anécdotas: blog Caravasar). 





 
LACÓNICOS
Se cuenta que, en 1862, tan pronto terminó de escribir su novela Los Miserables, Víctor Hugo temió que su editor no se la publicara.
Sin embargo, decidió enviársela, acompañada de una carta, en la que justificaría los propósitos de la obra.
Pero por mucho que le dio vueltas al asunto, no supo cómo exponerlo de un modo satisfactorio, por lo que al final envió una hoja en blanco, donde sólo aparecía una interrogación.
El editor, tan pronto leyó el enorme manuscrito, comprendió que se hallaba ante una obra maestra y, de inmediato, envió a Víctor Hugo una carta en la que también viajaba un único signo, pero de admiración.





INNECESARIOS
Un día, Jonathan Swift, el ácido autor de Los Viajes de Gulliver, llamó a su criado y le pidió que le trajera las botas.
Un minuto después, el criado se presentó ante él, con las botas llenas de barro.
-¿Por qué no las has limpiado? -preguntó Swift.
-Como sabía que usted iba a salir y los caminos están llenos de barro, me pareció inútil limpiarlas.
Swift no dijo nada, pero al rato el criado le pidió la llave de la despensa.
-Para qué la quieres? -preguntó el escritor.
-Para sacar comida -respondió el criado-, aún no he almorzado.
-No te la voy a dar: como dentro de unas horas volverás a tener hambre, no vale la pena que comas ahora.


OSCURO
El poeta Robert Browning fue un innovador, dentro de la poesía inglesa del siglo XIX.
Su audacia y su vitalidad en el campo de la experimentación poética lo hicieron influir en numerosos escritores de nuestra época, sin que muchos de ellos lo sepan, pues por lo general han tomado dicha influencia de segunda mano.
Esa experimentación lo llevó a escribir obras oscuras, que la mayor parte del público lector de entonces no alcanzaba a comprender.
Por ello, en cierta ocasión, alguien le preguntó cuál era el significado de uno de sus poemas y él respondió:
-Cuando lo escribí, únicamente Dios y yo sabíamos lo que significaba; ahora, sólo Dios lo sabe…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...