jueves, 3 de octubre de 2013

Animales petrificados: Lago Natron

 
Al norte de Tanzania se encuentra el lago Natron, cuyas aguas saladas están tan cargadas por carbonato de calcio que los animales que allí mueren quedan petrificados. El lago es de por si mortal, ya que sus aguas están por encima de los 60 grados centígrados, producto del calor del cercano volcán Ol Doinyo Lengai.
El nombre del lago refiere incluso a la sustancia que utilizaban para secar las momias en el antiguo Egipto. Además de la temperatura de 60 grados, un PH alcalino de entre 9 y 10,5 y aguas rojas por efecto de las algas que las habitan, convierten a este potencial sepulcro animal en una verdadera rareza universal. Las algas son los únicos seres vivos, aparte de algún flamenco temerario, que existen y sobreviven en el área.

La fotografía como un atractivo que moviliza multitudes

Si bien las características del lago en nada han cambiado desde hace milenios, lo concreto es que la aparición de un promocionado libro es lo que ha generado la corriente en Internet, promocionando al autor fotógrafo y a la obra, más allá de lo habitualmente concebible.
Se trata de Across the Ravaged Land, tercer volumen de una trilogía que el fotógrafo Nick Brandt ha realizado sobre la desaparición de especies en el continente africano. Brandt ha encontrado todo tipo de pájaros y otros animales muertos en las orillas del Natrón, la mayor parte murió al chocar contra sus tranquilas aguas debido al perfecto reflejo que hacen del cielo. Los minerales del agua petrifican los cadáveres hasta convertirlos en momias. Brandt posicionó estrategicamente algunos restos hasta obtener las espectaculares fotografías



Si existe un lago de la muerte, ese es el lago Natron, en el norte de Tanzania.
Un lago donde los animales quedan petrificados, donde las aves se vuelven estatuas y donde muy pocos seres vivos son capaces de subsistir.
La existencia de este terrorífico lago la ha puesto de manifiesto con una exposición el fotógrafo Nick Brandt, que descubrió este fenómeno de aves y murciélagos perfectamente conservados en las orillas del lago.
¿Qué sucede en este lago para que se dé una circunstancia así? Según la web New Scientist, el agua de este lago alcanza temperaturas de 60 grados y un nivel de acidez de 9 pH y 10 pH. De hecho, el nombre de Natron viene del natrón o carbonato de sodio, una sal que proviene de la ceniza volcánica acumulada en el Gran Valle del Rift. Cuando los animales se sumergen en el agua, mueren y quedan calcificados, convertidos en estatuas.
La pregunta es ahorá por qué se sumergen estos animales. Según el propio fotógrafo Nick Brandt, parece que el extraño reflejo que produce la superficie del lago confunde a las aves y se precipitan al agua de la misma forma que algunos pájaros se chocan contra una ventana.
Pero entre tanta adversidad hay una especie de pez que sí se ha adaptado al medio hostil que presenta el lago: uno del tipo ‘Alcolapia alcalica’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...