lunes, 27 de agosto de 2012

La Princesa Ukok


Corría el año 1993 y la expedición encabezada por la arqueóloga Natalia Polosmak buscaba información acerca de la antigua tribu nómada de los pazyrik.



El grupo viajaba por los montes de Altai de Siberia. Al llegar a la zona de la meseta de Altai, Polosmak se paró e indicó, incomprensiblemente para su equipo, que empezaran a examinar un túmulo bastante abandonado. Salió a la luz un brazo moreno tatuado, perfectamente conservado por el hielo. Habían encontrado a la 'Dama de Hielo' o la 'Princesa de Ukok', a la que transportaron al instituto científico de Novosibirsk, donde fue guardada durante casi dos décadas.



Ahora, tras 19 años de espera y lucha por parte del actual pueblo de Altai, los restos de la princesa -que en realidad no ostentaba ese cargo- vuelven a su origen, y serán devueltos al museo de Gorno-Altaisk, donde podrá ser visitado por el público. Por primera vez además se muestran los que hasta ahora son los mejores y más antiguos tatuajes encontrados.




El cadáver data de unos 2,500 años de antigüedad y perteneció a una mujer de aproximadamente 25 años, de la que se desconoce la causa de la muerte, ya que se le retiraron las vísceras antes del embalsamiento. En los aledaños de su tumba fueron encontrados los caballos y dos guerreros que sugieren que fue alguien importante; sin embargo, la falta de armas indica que no era una noble guerrera.




En el nicho se halló únicamente su cuerpo, cuando la costumbre era enterrar a las mujeres con sus maridos, lo que revela que podía ser célibe; por todo ello se presume que pudo ser sacerdotisa. Además estaba vestida con una camisa de seda china. «Este material era más preciado que el oro y solo se encontraba en enterramientos reales», explicó Polosmak al diario 'Siberian Times'. Y lo más llamativo, los tatuajes de su brazo izquierdo conservados en perfecto estado.






Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...